Sogama se afianza como la planta de tratamiento de residuos más moderna, eficiente y sostenible de Europa

Así lo corroboró en sede parlamentaria su presidente, Javier Domínguez Lino, que compareció esta mañana en la Comisión 2ª para hacer balance de la actividad de esta empresa pública a lo largo de los últimos años. Durante su alocución, explicó que la ampliación del Complejo Medioambiental, con la incorporación de una nueva planta con tecnología 4.0, supuso el inicio de una nueva era para la entidad definida por el incremento exponencial de la aportación al reciclaje y la notable caída del vertido. Aludió a la red de infraestructuras (4 plantas de biorresiduos y la adaptación de 13 plantas de transferencia) que Sogama, bajo las directrices de la Xunta, gestionará para ayudar a los concellos a que cumplan con sus obligaciones legales en la valorización de la materia orgánica recogida selectivamente.

El presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, compareció esta mañana en sede parlamentaria, concretamente en la Comisión 2ª de Ordenación Territorial, Obras Públicas, Medio Ambiente y Servicios, para hacer balance de la actividad de esta empresa pública durante los últimos años; un trabajo que le ha permitido posicionarse hoy como la más moderna, eficiente y sostenible de Europa en su sector.

Domínguez incidió en el cambio que supuso para Galicia la entrada en escena de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, pues, de padecer los negativos efectos de 300 vertederos municipales diagnosticados en la década de los 90, que no cumplían con las mínimas condiciones de seguridad y control, hoy Galicia ha pasado a contar con un Complejo Medioambiental modélico, ubicado en Cerceda (A Coruña), equipado con las tecnologías más innovadoras y respetuosas con el entorno y la salud de las personas.

MÁS RECICLAJE Y MENOS VERTIDO

El máximo responsable de Sogama explicó que las mejoras acometidas en el período 2017-2020, supusieron una inversión de 45,8 millones. Entre éstas, destacó la ampliación del Complejo Medioambiental, que pasó de 550.000 toneladas anuales de capacidad nominal a 1.000.0000, suponiendo para la entidad el inicio de una nueva era caracterizada por la industria 4.0 y que está permitiendo a Sogama cumplir con sus objetivos. 

De hecho, ya ha dado un paso de gigante en su gestión al conseguir incrementar su aportación al reciclaje en un 1.145%, subiendo de las 11.000 toneladas recuperadas de la bolsa negra en 2008 a las 137.000 toneladas en 2019. Por su parte, la entrada de bolsa amarilla en la planta de clasificación creció en un 178,52%, escalando desde las 11.200 toneladas de 2008 a las 31.194 toneladas. 

En este sentido, defendió que el firme compromiso con el reciclaje, tanto por parte de las instituciones como por parte de la ciudadanía gallega, está más vigente que nunca.

Las buenas cifras de tratamiento y reciclaje han permitido a la empresa reducir el depósito directo de residuos en el vertedero de Areosa en un 98,70%, bajando de las 413.379 toneladas vertidas de forma directa en 2008 (casi la mitad de los desechos recepcionados) a las 5.463 toneladas en 2020.

Se refirió también al impulso dado al transporte de residuos por ferrocarril, que aumentó del 25% en 2016 al 55% en 2020, apostando de esta forma por un medio más sostenible, con menor siniestralidad, eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

CANON REBAJADO

Asimismo, abundó en la bonificación del canon a pagar por los ayuntamientos, ya que, por tercer año consecutivo, se aplica una rebaja del 10% a aquellos que cumplan con dos requisitos: promover la reducción de residuos y/o reciclaje de envases ligeros, y trasladar la rebaja al recibo de los vecinos. Esta bonificación supone un ahorro de casi 7 euros por tonelada. Es decir, mientras el canon normal se sitúa este año en 69,48 euros, el reducido baja hasta los 62,50 euros. 

Al respecto, Javier Domínguez indicó que se trata del canon más barato de Galicia y uno de los más baratos de España, y ello a pesar de que en el mismo, además del propio tratamiento de los residuos en planta, se incluye la transferencia y el transporte.

VALORIZACIÓN DE LA MATERIA ORGÁNICA

Con la vista puesta en el cumplimiento de los objetivos europeos en materia de reciclaje, Sogama, bajo las directrices de la Xunta de Galicia, ejecutará y gestionará una red de infraestructuras con la que se ayudará a los concellos a que cumplan con sus obligaciones legales, toda vez que deben tener implantada la recogida selectiva de la materia orgánica a través del quinto contenedor (de color marrón), antes de concluir el año 2023.

Esta red estará conformada por 17 instalaciones: 4 plantas de biorresiduos (la de Cerceda -en funcionamiento-, y otras tres más en Cervo, Vilanova de Arousa y Verín), así como 13 plantas de transferencia que serán adaptadas para trasvasar en las mismas la materia orgánica recogida por los servicios municipales y transportarla a la planta de compostaje más cercana. 

De esta forma, más de 2.200.000 habitantes tendrán una planta de biorresiduos o de transferencia a menos de 40 km de distancia.

Domínguez Lino avanzó que, para el período 2021-2023, la Sociedad realizará una inversión cifrada en más de 43 millones de euros, de los cuales destinará 35 millones a la gestión y tratamiento de la materia orgánica.

INVITACIÓN

Antes de concluir su intervención, quiso ensalzar el trabajo y vocación de servicio público del equipo profesional con el que cuenta la entidad, que garantiza que cada día se traten, en las mejores condiciones, más de 2.200.000 kilos de residuos, que pueden llegar a 3.000.000 en época estival, y aprovechó la ocasión para invitar a todos los miembros de la Comisión 2ª a visitar el Complejo Medioambiental de Cerceda, por el que ya han pasado 78.000 personas, pues, tal y como aseguró, “una imagen vale más que mil palabras”,