Stadler gana el premio alemán a la mejor mediana empresa

La Fundación Oskar-Patzelt ha otorgado este fin de semana a Stadler el prestigioso reconocimiento gracias a su decidido compromiso social y a favor de la sostenibilidad. El premio, que ha obtenido la certificación ISO 9001:2015 a gestión de calidad, se creó en 1994 con el objetivo de fomentar la responsabilidad corporativa y la cultura local, popularizar el éxito de representantes empresariales comprometidos y promover el networking entre medianas empresas. Desde su creación, municipios y asociaciones de toda Alemania han nominado para el premio a 18.000 empresas. Este año han sido 1.157 las empresas nominadas dentro del estado de Baden-Württemberg, siendo Stadler uno de los 6 finalistas.

Los jueces tanto regionales como finales del premio le eligieron de acuerdo a 5 criterios: su desarrollo general, para lo que tuvieron en cuenta factores que van desde su situación financiera y premios obtenidos hasta su gestión de riesgos y calidad; su creación de empleo y oferta de prácticas; su inversión en modernización e innovación; su compromiso social en el ámbito regional y su atención y proximidad al cliente, así como sus estrategias de marketing. También se tuvieron en cuenta otros elementos como la filosofía y la historia de la compañía.

Willi Stadler, Director General del Grupo Stadler, recibió el premio durante la cena de gala celebrada el 14 de septiembre de 2019 en la ciudad de Wurzburgo, en el estado alemán de Baden-Württemberg.

El galardón refleja la filosofía de la empresa de valores y reconocimiento recíproco, que constituyen la piedra angular de su éxito. Esta empresa familiar, cuyo origen se remonta al S. XVIII, opera desde su creación de acuerdo a sus valores fundamentales de honestidad y confianza.

Actualmente, Stadler se especializa en el diseño, fabricación y montaje de sistemas automatizados de clasificación y componentes para la industria del reciclaje. Combina la mejor calidad «Made in Germany» con su avanzada experiencia tecnológica para satisfacer los requisitos concretos de sus clientes. El rendimiento de máxima calidad de sus separadores balísticos, tambores de cribado, cintas transportadoras y desetiquetadoras constituye un factor fundamental de la eficiencia de las plantas de clasificación que ofrece, y se conoce en todo el mundo.

Ofrecen a sus clientes un servicio integral personalizado, desde las fases de diseño, instalación y posterior puesta en marcha y mantenimiento, hasta sus oficinas comerciales y de representación situadas en más de 20 países y sus dos plantas de fabricación de Altshausen (Alemania) y Krško (Eslovenia).