SUEZ España y Medi XXI GSA protegerán con agua regenerada las zonas pobladas de los incendios forestales

Gracias a la reutilización del agua esta iniciativa contribuirá, además, a la mitigación de los efectos de la emergencia climática

SUEZ España y Medi XXI GSA desarrollarán de forma conjunta proyectos de defensa contra incendios forestales de zonas pobladas mediante el aprovechamiento de agua regenerada procedente de los propios núcleos de población. Este reciclaje de agua permitirá dotar de recurso hídrico para la prevención de incendios, incluso en zonas que puedan estar expuestas a periodos de sequía.

Este agua se destinará a la creación de cortafuegos verdes mediante la aplicación de riegos prescritos cuyo objetivo será generar áreas de protección de alto valor ambiental y paisajístico alrededor de zonas vulnerables al fuego, favoreciendo, además, la fijación de gases de efecto invernadero, reduciendo la temperatura, protegiendo el suelo de la erosión y favoreciendo la infiltración de agua a los acuíferos. Con estas acciones, y en el marco del desarrollo de sus líneas de negocio y de su estrategia de desarrollo sostenible, ambos equipos pretenden contribuir de forma conjunta a mitigar los efectos del cambio climático relacionados con los incendios forestales y luchar de esta manera contra el proceso de desertificación al que se expone buena parte del territorio peninsular.

Según el acuerdo de colaboración que han firmado en Alicante responsables de ambas empresas, SUEZ España aporta su experiencia en el diseño e implementación de soluciones para la optimización en la gestión de recursos, su equipo técnico de primer nivel con casi 11.000 profesionales, sus iniciativas relacionadas con la economía circular y una implantación territorial que permitirá al consorcio prestar servicio en toda España. Por su parte, Medi XXI GSA aporta su SIstema de DEfensa contra INcendios FOrestales SIDEINFO®, patentado por la micro-pyme valenciana de Carcaixent, y el conocimiento específico en materia de prevención y autoprotección contra incendios forestales y mitigación de los efectos de la emergencia climática adquirido a través de más de 600 proyectos durante sus 20 años de actividad en el sector de la ingeniería ambiental.

Ambas entidades han coincidido en la necesidad de ofrecer soluciones sostenibles de primer nivel para mitigar la falta de agua en muchas zonas que se están viendo expuestas a los efectos del cambio climático y que se enfrentan a incendios forestales cada vez más virulentos y que suponen una amenaza creciente para la población. Según Ferran Dalmau – Rovira, Director de Medi XXI GSA, “este acuerdo con un grupo con presencial global de referencia como SUEZ supone para nuestro equipo la oportunidad de poner en valor el conocimiento de ingeniería ambiental y de defensa contra incendios forestales adquirido durante 20 años de actividad. En nuestro ADN está el diseño de soluciones de ingeniería y con este acuerdo creemos que podemos llegar muy lejos y mostrar al mundo que la tecnología valenciana puede aportar soluciones sostenibles ante la necesidad de cuidar los bosques que producen nuestra agua, defender a las personas que viven en áreas de riesgo y afrontar con mayores garantías la emergencia climática”.

Por su parte, Miguel Ángel Benito, Director de Desarrollo de Negocio de SUEZ España, ha destacado que “gracias a nuestro conocimiento y experiencia en el uso de aguas regeneradas para usos industriales y urbanos, con este proyecto desde SUEZ España contribuimos en la mejora continua de la calidad de vida de los ciudadanos, protegiendo su salud a través de la preservación del medio ambiente. El aprovechamiento de las aguas residuales regeneradas permite reducir costes económicos, ambientales y sociales del abastecimiento complementando las medidas de gestión de la demanda, a fin de aliviar la presión que los distintos usos ejercen sobre los ecosistemas hídricos y sobre el estado ecológico de ríos, acuíferos y ecosistemas costeros”.

Cómo se aplicará esta solución contra los incendios forestales

La solución propuesta implica aprovechar el efluente de agua que generan las zonas pobladas y regenerarla a través de avanzados procesos de tratamiento para su uso contra incendios forestales. Gracias a estos tratamientos se puede alimentar la infraestructura hidráulica instalada de cañones SIDEINFO® en las zonas clave de manera homogénea formando un anillo defensivo alrededor de las viviendas. En días de alerta máxima por incendios forestales, el sistema se activa de forma preventiva para refrescar la masa forestal con el objetivo de reducir el peligro de incendio. En caso de producirse un incendio, los cañones se activan y prestan apoyo a las unidades terrestres de los servicios de emergencia.

Todas estas actuaciones se complementan con una gestión forestal de la vegetación y la formación de la ciudadanía en materia de emergencias y autoprotección pasando así a convertirse en una pieza clave de la solución.

Un sistema que es ya una realidad

Actualmente, la instalación de este tipo más grande que han desarrollado conjuntamente está ubicada en la localidad valenciana de Torrent y permite lanzar de forma simultánea 15.000 litros de agua por minuto (el equivalente a la descarga de dos aviones anfibios y medio cada minuto), siendo uno de los sistemas de defensa contra incendios forestales más grande del mundo. El sistema está incluido en el Catálogo Español de Buenas Prácticas de Ciudades para un Futuro más Sostenible, y fue reconocido por la Organización de Naciones Unidas con el “Best Practice Certificate” en los “Dubai International Awards”. El sistema también está previsto que se instale en el área del Campamento del Pinar de Tamadaba, en Canarias, a través de un proyecto impulsado por el Cabildo de Gran Canaria.

Avalada a escala europea

Una primera iniciativa ya se implementó durante el pasado 2019, mediante el proyecto Guardian liderado por los Ayuntamientos valencianos de Riba-roja de Túria y de Paterna, junto con Hidraqua (SUEZ España), Medi XXI, Cetaqua, la Universidad de Valencia y la Universidad Politécnica de Valencia, en el Parque Natural del Túria y que cuenta con el apoyo de la Unión Europea a través del Programa de Acciones Urbanas Innovadoras. El objetivo del proyecto es luchar contra los incendios forestales en esta zona a través de la reutilización de aguas tratadas procedentes de la depuradora EDAR Camp de Túria II.