Tecnología innovadora para el reciclaje químico de colchones

Covestro ha desarrollado una tecnología innovadora para el reciclaje químico de espuma blanda de poliuretano (PU) de colchones usados, en el marco de su participación en el proyecto PUReSmart, que está coordinado por la empresa Recticel. El proceso supone un gran hito en materia de sostenibilidad y economía circular, ya que permite la recuperación de las dos materias primas principales que componen los colchones. La compañía se propone industrializar los procesos de reciclaje químico para espumas flexibles usadas y comercializar así ambas materias primas recuperadas.

De media, los colchones contienen de 15 a 20 kilogramos de espuma, lo que genera una gran cantidad de residuos al final de su vida útil. La espuma está compuesta principalmente de dos materias primas importantes. Mientras que otros enfoques de reciclaje químico se centran principalmente en reciclar solo una de ellas, la tecnología de Covestro permite la recuperación de ambas materias primas.

Covestro también ha comenzado recientemente a operar una planta piloto para el reciclaje de espuma flexible en su fábrica de Leverkusen para confirmar los resultados de laboratorio positivos logrados hasta la fecha. La primera fase se centra en reciclar una de las materias primas, antes de que el reciclaje del segundo componente se ponga a prueba a partir del verano de este año.

El objetivo de Covestro es industrializar los procesos de reciclaje químico para espumas flexibles usadas y, en última instancia, volver a comercializar ambas materias primas recuperadas. 

Economía circular

«El desarrollo de esta innovadora tecnología de reciclaje y la inversión en la planta piloto son hitos en la realización de nuestra visión de alinear completamente a Covestro con la economía circular», afirma Markus Steilemann, CEO de Covestro. “Al hacerlo, queremos reemplazar los recursos fósiles en la producción, reducir cada vez más la huella de carbono de nuestros materiales y crear nuevas soluciones para tratar los residuos plásticos. El reciclaje químico es particularmente prometedor para esto y debe desarrollarse más y usarse de manera más intensiva. A nivel legal, debería situarse al mismo nivel que otros métodos de reciclaje».

En cooperación con las empresas Recticel y Redwave, y como parte del proyecto de investigación PUReSmart, Covestro también ha desarrollado una solución de clasificación inteligente para separar las diferentes espumas de poliuretano de los colchones postconsumo. El software utiliza algoritmos para identificar correctamente los diferentes tipos de espumas, lo que facilita un proceso de reciclaje eficaz. Este desarrollo es otro elemento de la estrategia de digitalización de Covestro, combinado con las nuevas oportunidades que supone para la industria química y del plástico.
Co-creación de un ecosistema circular

“Basándonos en nuestras competencias y experiencias, también queremos participar en la configuración del ciclo de creación de valor emergente”, explica Daniel Meyer, director global del segmento de poliuretanos en Covestro. “Para lograr esto, confiamos en la cooperación internacional con socios y también desarrollamos modelos comerciales innovadores. El objetivo es generar nuevas oportunidades comerciales sostenibles con nuestros clientes, otros socios y para nosotros mismos”.

El proyecto supone un gran paso para llevar el desarrollo de la economía circular en Covestro a otro nivel. El mayor uso de materiales usados contribuye aún más a resolver el desafío social de la eliminación sostenible de residuos y al logro de los objetivos de la Unión Europea para la economía circular y para la protección del clima y el medio ambiente.