Tedagua y Tecnalia firman un contrato de colaboración para desarrollar una nueva tecnología de desalinización mediante desionización capacitiva

Tedagua ha firmado un contrato de colaboración con la Fundación Tecnalia Research and Innovation, para desarrollar conjuntamente la tecnología de desalinización de agua de mar mediante desionización capacitiva (CDI).

A día de hoy, la tecnología de ósmosis inversa es el referente en el proceso de desalación de agua. Una alternativa a esta tecnología podría ser la desionización capacitiva, que consiste en instalar unos electrodos (ánodos y cátodos) que atraen los iones de sal al aplicarles una corriente eléctrica.

Álvaro Díaz, Jefe del Departamento de I+D+i de Tedagua, señala: “Desarrollar nuevas técnicas de desalinización, es una de las líneas estratégicas de investigación para la compañía. Tecnalia es un Centro de Investigación referente en Europa. Si sumamos su trayectoria de éxito en el ámbito de la investigación con nuestro know-how en el mercado de la desalación, resulta una combinación perfecta.”

Los beneficios de esta nueva tecnología frente a la ya tradicional ósmosis inversa son principalmente dos. En primer lugar, el impacto directo en la reducción del consumo energético, que es el principal coste del proceso de desalinización y la reducción de las emisiones de CO2. En segundo lugar, el aumento del porcentaje de agua recuperada.

Gracias a esta colaboración para el desarrollo de la tecnología de deionización, Tedagua se posiciona en la investigación, desarrollo e innovación de nuevas tecnologías que permitan hacer un uso responsable del medio ambiente y que ayude a cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible.

En el siguiente vídeo se explica con más detalle las ventajas de este proyecto, cofinanciado por Tedagua, frente a la ósmosis inversa, así como el proceso desarrollado por esta nueva tecnología.