TERSA finaliza la renovación integral de la instalación fotovoltaica de la pérgola de Vallbona

TERSA finaliza la renovación integral de la instalación fotovoltaica de la pérgola de Vallbona

La mejora tecnológica supone un aumento de cerca del 250% en la  generación de electricidad renovable, la cual llegará a los 135.000 kWh. Debido a la potencial eficiencia energética de esta intervención, la  compañía valora realizar la misma adecuación a la pérgola del Fórum.

TERSA ha finalizado la sustitución integral de los  paneles fotovoltaicos de la instalación de energía solar fotovoltaica (IESFV) de la  Pérgola de Vallbona, la primera que se instaló en la ciudad de Barcelona, el diseño del  cual se replicó a grande escala en el montaje de la instalación del Fórum de les Cultures. 

Debido a la degradación de los paneles fotovoltaicos después de 20 años de  funcionamiento y delante las innovaciones en el campo de la energía fotovoltaica,  TERSA ha apostado por una renovación de los paneles fotovoltaicos de la pérgola, la  cual supone una mejora tecnológica con que se pretende conseguir aumentar la  potencia de los 48 kWn (57,6 kWp) hasta los 78 kWn (86,4 kWp) aprovechando la misma  superficie original. Gracias a esta intervención, la instalación puede llegar a generar  135.000 kWh de energía renovable, lo que significa un incremento energético del  246%. 

Esta actuación, además de adecuar la estructura de la pérgola de Vallbona para  modernizarla con las soluciones técnicas actuales e incrementar su eficiencia, se  convierte en una referencia en la hora de implementar estos cambios en el camp  fotovoltaico en otras instalaciones que gestiona la compañía, como es el caso de la  instalación solar de la pérgola del Fórum, que actualmente genera 560.000 kWh. 

Actualmente, la compañía gestiona un total de 95 instalaciones fotovoltaicas, las cuales  el año 2019 generaron 1.944.622 kWh de energía eléctrica. Entre las IESFV conectadas  a la red destacan las pérgolas del Bon Pastor y de Vallbona, la Casa Consistorial y la  Escola Tàber. 

Con esta modernización de la superficie se estima que se evitará la emisión de 32,5  toneladas de CO2. De esta manera, la actuación es un ejemplo de la apuesta continua  y la adopción de nuevas tecnologías que permiten mejorar la eficiencia y reducir el  impacto ambiental de las instalaciones del Grupo TERSA.