TIRME promueve un proyecto de economía circular con treinta organismos y empresas de Baleares para lograr fondos europeos

El proyecto “Cerrando el círculo. Estrategia integral para la transición del modelo turístico actual hacia un modelo circular” pretende captar hasta 185 M€ de los fondos de recuperación Next Generation.

Una treintena de empresas, asociaciones, fundaciones y organismos públicos liderados por TIRME, con el apoyo del Govern de les Illes Balears y del Consell de Mallorca, han presentado ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) un proyecto dirigido a la transformación del modelo productivo de Baleares que garantice un crecimiento sostenible digital, igualitario, vertebrado e inclusivo. Para ello se ha involucrado a gran parte de los eslabones de la cadena de valor, incluyendo a PYMES y otras entidades sociales como destinatarias últimas de la inversión.

El objetivo principal del proyecto es alinearse con el Plan España Circular 2030 para contribuir a la consecución de sus retos, tales como la reducción de gases de efecto invernadero, la reducción en el consumo de materiales y en la generación de residuos, el incremento de la reutilización de los residuos-recursos y la reducción del desperdicio alimentario.

Empresas y asociaciones del sector primario y la distribución de bebidas y alimentos (Fruites Bon Any, Agromallorca, Son March, Es Merca, Bodegas Túnel y  Associació de productors I productores dagricultura ecològica de Mallorca), de la energía (Podarcis, Factor CO2 y Wiseup), compañías hoteleras (Arabella Hoteles, Grupo Barceló, Evenia Hotels, H10 Hotels, Melia Hotels International, Grupo Palladium, Riu Hotels & Resorts, Set Hotels y Viva Hotels), gestores de residuos (Mac Insular), proveedores tecnológicos (Any Solution, Innovation Strategies, FI Group, WDNA y Brújula), fundaciones dedicadas al conocimiento, la integración social y la defensa del medio ambiente (Fundació Impulsa Balears, Save the Med Foundation y Amadip Esment), organismos, empresas y administraciones públicas (Universidad Illes Balears, Autoridad Portuaria Balears, Empresa Municipal d’Aigües i Clavegueram (EMAYA), Govern Illes Balears y Consell de Mallorca) se han sumado a este proyecto promovido por TIRME que pretende desarrollar un modelo económico que optimice la utilización de recursos, materias, productos y servicios disponibles, manteniendo su valor durante el mayor tiempo posible y reduciendo al mínimo la generación de residuos.

En una economía como la de Baleares la transición hacia una economía circular pasa por la transformación del sector turístico. Por ello el proyecto abarca tres ejes fundamentales de actuación: el primero de ellos está enfocado hacia la economía circular del residuo orgánico a fin de atacar la problemática asociada al desperdicio alimentario y hacia la circularidad de materiales de construcción y obra. El segundo de ellos, está orientado a la circularidad de envases de vidrio. Y por último, un tercer pilar se centra en la circularidad de los recursos hídricos.

El plan de inversión previsto para el período 2021-2026 alcanza un presupuesto global de 462 millones de euros. De estos, hasta 185 millones destinados a desarrollo tecnológico e infraestructuras podrían financiarse desde los fondos de recuperación europeos Next Generation.