Un préstamo de 100 M$ del Banco Europeo de Inversiones ayudará a financiar proyectos de abastecimiento de agua y saneamiento en Ecuador

Un préstamo de 100 M$ del Banco Europeo de Inversiones ayudará a financiar proyectos de abastecimiento de agua y saneamiento en Ecuador

El Banco Europeo de Inversiones invertirá 100 M$ en modernizar las infraestructuras de abastecimiento de agua y las instalaciones de tratamiento de aguas residuales en Ecuador. El proyecto respaldado por la Unión Europea mejorará el acceso a los servicios de agua y saneamiento en todo el país. El proyecto contribuye a la consecución de varios Objetivos de Desarrollo Sostenible y al refuerzo de la resiliencia de Ecuador ante pandemias como la de la COVID-19.

El Banco Europeo de Inversiones colaborará con el Banco de Desarrollo de Ecuador (BDE) para mejorar las redes de abastecimiento de agua y saneamiento en todo el país. El préstamo de 100 millones de USD del BEI financiará parcialmente la construcción y rehabilitación de las redes de abastecimiento de agua, aguas residuales y aguas pluviales en todo el país en el marco del programa nacional de Ecuador «Agua y Saneamiento para Todos».

El préstamo del BEI ayudará a la construcción de redes de alcantarillado, plantas de tratamiento de aguas residuales y redes de recogida de aguas pluviales en las zonas costeras, reduciendo el vertido de plásticos al Océano Pacífico. Algunos de los proyectos contribuirán a la ejecución de la iniciativa Clean Oceans. La modernización de los sistemas de abastecimiento de agua y alcantarillado de la región permitirá un considerable ahorro de energía, la reducción de las pérdidas de agua de las redes y una mejora de los sistemas de tratamiento de aguas residuales. También será una inversión a largo plazo en la resiliencia del país ante pandemias como la de la COVID-19, al proporcionar acceso estable a agua potable no contaminada.

Teniendo en cuenta la dimensión de acción por el clima y de desarrollo urbano de las inversiones que serán apoyadas por el Préstamo Marco, el BEI y el BDE colaborarán con la agencia de cooperación internacional alemana («GIZ») en el marco de la denominada iniciativa FELICITY. FELICITY es un servicio de preparación de proyectos financiado por la iniciativa internacional por el Clima de Alemania («IKI»), que se ejecuta en cooperación con la GIZ. La iniciativa ayuda a los promotores de proyectos en ciudades a realizar estudios de viabilidad y otras actividades preparatorias, así como a desarrollar las capacidades del BDE.

El vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, responsable para América Latina, ha señalado: «El agua potable y el saneamiento son cruciales para promover un crecimiento económico sostenible y proteger la salud humana durante brotes de enfermedades infecciosas como la COVID-19. Como mayor prestamista del mundo en el sector del agua, para el BEI es una satisfacción dotar de financiación y aportar su conocimiento experto para ayudar al BDE a mejorar los servicios de abastecimiento de agua potable y las redes de saneamiento de la región. Este proyecto refuerza nuestro sólido historial de apoyo a la inversión de alto impacto en Ecuador y en toda América Latina».

El viceministro de Finanzas, Bernardo Orellana, ha destacado la importancia de los multilaterales en la estrategia de financiamiento del estado. Los créditos recibidos han sido a bajo costo, plazos largos y periodos de gracia generosos. El respaldo crediticio del Banco Europeo de Inversiones es otra demostración de que el Ecuador tiene el respaldo y la confianza de la comunidad internacional para impulsar programas de desarrollo que beneficien de manera directa a la ciudadanía. Recordó que dentro de las prioridades del gobierno del presidente Guillermo Lasso está la erradicación de la pobreza a través de la promoción de la equidad social en el acceso a servicios básicos.

Asimismo, el Gerente General del BDE, Fabian Carrillo, ha manifestado que: en el Plan Estratégico 2022 – 2025 el banco público se plantea duplicar su impacto financiero con los municipios, sus empresas púbicas y mancomunidades, en este sentido, el relacionamiento con la cooperación internacional, la Unión Europea y la representación alemana, significa acceder a líneas de crédito ágiles y oportunas como la que ofrece el Banco Europeo de Inversiones, que significa financiar el desarrollo en apego a las políticas públicas del Gobierno del Encuentro.

El Embajador de la Unión Europea en Ecuador, Charles-Michel Geurts expresó que: «En la Unión Europea estamos comprometidos en apoyar una recuperación sostenible post Covid-19 desde un enfoque social inclusivo y de respeto medioambiental. Es por ello que hoy, a través del Banco Europeo de Inversiones, invertimos en la resiliencia de municipios ecuatorianos, garantizando el acceso permanente a agua potable y alcantarillado a poblaciones vulnerables para su desarrollo socioeconómico y protección de la salud de los ecuatorianos”

Agregó también que: “Este es un excelente ejemplo de cooperación internacional, en el marco de las acciones del Equipo Europa, para dar una respuesta a la crisis del Covid-19; a nivel de la Unión Europea a través del Banco Europeo de Inversiones, de Alemania y la GIZ; como a nivel local con el Banco de Desarrollo del Ecuador. Además, se trata de un primer hito en los esfuerzos por desarrollar la cooperación descentralizada de la UE con los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), la cual será acompañada de fondos no reembolsables de la UE para Asistencia Técnica. Nos alegra también la vinculación directa de este financiamiento a la prioridad del Gobierno con el “Plan Estratégico Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil”, que empieza con agua de buena calidad.  En los próximos meses esperamos una nueva contribución importante de la UE sobre otro tema crucial: las vacunas infantiles».

La Jefa de Cooperación de la República Federal de Alemania en Ecuador, la Sra. Barbara Schulz-Hönerhoff, destacó que el convenio de crédito entre BDE y BEI muestra la importancia de la cooperación internacional para generar acciones que beneficien a la población. Enfatizó que los proyectos de agua y saneamiento que serán financiados por este crédito no solamente mejorarán la calidad del agua para evitar enfermedades, sino que además aportarán al compromiso del gobierno ecuatoriano de reducir las emisiones de gas metano generadas por las plantas de tratamiento de aguas residuales. Recalcó que a través del programa FELICITY, implementado por la Cooperación Alemana GIZ, se fortalecen las capacidades para el acceso al financiamiento de proyectos de cambio climático.

Impacto del proyecto en Ecuador

En concreto, las inversiones se centrarán sobre todo en la mejora de la calidad de los servicios de agua y saneamiento, así como en la prestación de tales servicios a los hogares que no están actualmente conectados a las redes de abastecimiento de agua potable y de alcantarillado. Unos 500 000 ecuatorianos podrían beneficiarse de esta intervención.

Se trata de una inversión a largo plazo en la resiliencia del país ante pandemias como la de la COVID-19, puesto que proporciona acceso estable a agua potable no contaminada, que resulta fundamental para la mitigación eficaz de las situaciones de crisis. Además, se espera que la mejora del saneamiento reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero en más de 60 kt de CO2/año, principalmente reduciendo las emisiones de metano generadas por plantas de tratamiento de aguas residuales deficientes. Así pues, el proyecto tendrá un impacto notable en la mitigación del cambio climático y contribuirá al Compromiso Global del Metano suscrito en la COP26, con el que se pretende reducir un 30 % las emisiones de metano de aquí a 2030, con respecto a los niveles de 2020.

Objetivos de cooperación y desarrollo internacionales

La operación es plenamente acorde con los ámbitos prioritarios de intervención del BEI con arreglo al Mandato de Préstamo Exterior para América Latina 2014-2020, que son el desarrollo de las infraestructuras económicas y sociales, la acción por el clima y la cooperación con instituciones financieras internacionales. Se espera que la operación contribuya a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 3, 5, 6, 11 y 13 (Salud y bienestar, Igualdad de género, Agua limpia y saneamiento, Ciudades y comunidades sostenibles y Acción por el clima, respectivamente).

Colaboración con la GIZ y el programa FELICITY

El BEI y la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit («GIZ») cooperan para garantizar una adecuada gestión de los riesgos climáticos y medioambientales en proyectos de todo el mundo. El proyecto de abastecimiento de agua y saneamiento de Ecuador se acogerá al denominado programa FELICITY (Financiación de la Energía para Inversión con Bajas Emisiones de Carbono – Servicio de Asesoramiento a las Ciudades). FELICITY tiene como objetivo ayudar a ciudades y municipios a desarrollar sus capacidades de elaboración y ejecución de proyectos de infraestructura con bajas emisiones de carbono, con vistas a una potencial financiación posterior por el BEI.