Una cultura integradora, innovadora y ambiental para apoyar la defensa del planeta y la biodiversidad

Provocar un cambio de paradigma en la utilización de un recurso natural como es el agua, respetando el medioambiente, cuidando el planeta, es un objetivo prioritario en el día a día de Aqualia. Dentro de la campaña Conexiones Aqualia la empresa presenta dos casos de éxito que manifiestan su conciencia medioambiental al invertir en tecnologías limpias, apostar por proyectos sostenibles e impulsar alianzas con todos los agentes implicados para concienciar a la ciudadanía de la importancia del uso eficiente del agua.


Juntos por la biodiversidad

La colaboración público-privada resulta fundamental para impulsar y desarrollar proyectos beneficiosos para el planeta y que de otra manera no se podrían desarrollar.

Patricio Hermosilla Olmos, jefe de Planta de la depuradora de Medina del Campo narra en el blog su experiencia en el proyecto de recuperación de las lagunas de la localidad vallisoletana con agua regenerada procedente de la depuradora. Tras diez años y varios reconocimientos al trabajo realizado, hoy día podemos encontrar una población anual de 8.600 aves y se han contabilizado más de 120 especies de anátidas y aves relacionadas con el ecosistema. Un proyecto que, además, ha sido tomado como ejemplo y referencia en otras EDARs para la recuperación de otras dehesas y humedales.
Al margen de estos dos casos, los resultados obtenidos en muchas otras iniciativas son muestra de que la alianza público-privada en la gestión del agua propicia iniciativas exitosas para el cuidado del entorno. El proyecto FP7 All-gas de Aqualia es un ejemplo de economía circular: produce biogás destinado a abastecer la flota de vehículos municipales de Chiclana, Cádiz. Su utilización arroja un 80% menos de emisiones de CO2 que un vehículo alimentado con gasolina.

Además, promueve la eficiencia en su gestión del ciclo integral del agua, fundamentalmente en estaciones depuradoras, potabilizadoras y desalinizadoras, reduciendo el consumo de recursos materiales y energéticos. Adicionalmente está incrementando su producción de energías renovables. Así, en el año 2017 produjo 177.460 GJ de energía renovable, el 82% en España, lo que equivale al consumo energético anual de cerca de 3.000 personas (según el consumo medio mundial de energía per cápita).