Una nueva línea de recuperación de vidrio en el Centro Integral de Valorización de Residuos del Maresme reciclará 4.500 T al año

La nueva instalación permitirá un ahorro energético de 3.200 MWh/año y evitará la emisión de 2.600 T de CO2

El Centro Integral de Valorización de Residuos del Maresme ha finalizado la implementación de una nueva línea de recuperación de vidrio. Esta actuación ha supuesto una inversión de 1,8 M€ para la construcción de esta línea, mejoras al proceso de biometanización y el traslado del triturador de voluminosos, con el objetivo de aumentar la recuperación de vidrio, materiales férricos y plásticos (PET y PEAD), propiciando la consecuente disminución de la fracción rechazo.

Esta nueva línea permite el reciclaje de 4.500 toneladas de vidrio cada año, lo que significa un ahorro energético de 3.200 MWh o, lo que es lo mismo, el consumo eléctrico doméstico de 1.000 hogares. Además, evita la emisión de 2.600 T de CO2 a la atmósfera, equivalente a retirar 1.200 coches de la circulación, y la extracción de 5.400 T de materias primas.

El actual gestor del centro, UTE TEM, resultó adjucatario del concurso promovido por Ecovidrio para la recuperación de vidrio de la fracción resto de las plantas de tratamiento mecánico-biológicas del territorio español. La nueva línea de vidrio se empezó a implementar a principios de verano de 2019.