Valoriza (Sacyr) y Romero Polo comienzan las obras de la planta de tratamiento mecánico biológico del Segrià (Lleida)

La planta tratará más de 60.000 toneladas anuales de residuos sólidos urbanos y 15.000 toneladas de materia orgánica procedente de la recogida selectiva. El proyecto cuenta con una inversión aprobada de 18,6 millones de euros y un plazo de ejecución previsto de 18 meses.

La filial de servicios medioambientales de Sacyr, Valoriza Medioambiente, y la empresa de construcción y servicios, Romero Polo, han iniciado las obras del centro de tratamiento de residuos municipales del Segrià (Lleida) con el acto de colocación de la primera piedra, que se ha celebrado hoy. El proyecto cuenta con una inversión de 18,6 M€ y un plazo de ejecución de 18 meses.

El Conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Damià Calvet, ha presidido esta mañana el acto, junto al director general de Valoriza Medioambiente, Antonio Gutiérrez; el presidente de Romero Polo, Jose Antonio Romero Polo, y el director general de Romero Polo, Agustí Bordalba; además de otras autoridades políticas y empresariales.
El contrato, adjudicado por el Consorci de Residus del Segrià a la UTE Valoriza Medioambiente y Romero Polo, consta de una primera fase de construcción de la nueva planta de tratamiento mecánico-biológico (TMB) y la ampliación del depósito controlado de residuos, así como la explotación de la planta de compostaje y del depósito existente. La segunda fase consiste en que el consorcio gestione durante 8 años, con posibilidad de ampliación, la planta TMB de nueva construcción y el vertedero de residuos municipales y el punto limpio de la comarca que está ubicado en la misma instalación.

La nueva instalación podrá tratar más de 60.000 toneladas al año (T/a) de residuos sólidos urbanos (RSU) y 15.000 T/a de materia orgánica de recogida selectiva, correspondientes a una población de cerca de 220.000 habitantes.

Tecnología avanzada

La tecnología de proceso seleccionada está incluida dentro de los tratamientos más avanzados en la recuperación de recursos y consta de un tratamiento mecánico – biológico de los residuos. Este know-how, basado en más de 20 años de experiencia de Sacyr, supondrá una innovación en la actual gestión de residuos, ya que se reducirá de
forma considerable la deposición de residuos y aumentará la vida útil de las infraestructuras finalistas de deposición de residuos de la comarca.
En la instalación se construirá una innovadora línea de pretratamiento con la implementación de separadores ópticos de última generación, lo que permitirá maximizar los niveles de recuperación de subproductos.
El tratamiento de la materia orgánica procedente de recogida selectiva se realizará en trincheras de compostaje por membrana, altamente flexibles, duraderas y sostenibles, que ayudan a minimizar la huella de carbono, al tiempo que reducirán la emisión de olores, dando como resultado un compost de la más alta calidad.

El consorcio

Valoriza Medioambiente cuenta con una amplia experiencia en el tratamiento de residuos urbanos con más de 48 plantas construidas, gestionan casi 3 millones de toneladas de residuos al año en 18 plantas de España y Portugal, entre las que destacan la planta de tratamiento mecánico y biológico de residuos urbanos en Bilbao (180.000 t/año, 1 millón de habitantes), la planta de tratamiento para Valencia y su zona metropolitana (400.000 t/año, 1 millón de habitantes), el centro integral de valorización de RSU de la comarca del Maresme (Barcelona) que trata 190.000 toneladas de residuos al año y que produce 115.000 MWh/año, entre otras. Además, el pasado año finalizó la construcción de una planta de tratamiento de residuos en Australia.

El compromiso de Valoriza Medioambiente y de Sacyr con la innovación como modelo de gestión empresarial responsable y sostenible se traduce en proyectos desarrollados para mejorar el proceso del tratamiento de residuos.

Romero Polo, empresa filial del holding Grupo Romero Polo, dedicada a la construcción de obra civil y a los servicios urbanos y medioambientales, cuenta con más de 35 años de experiencia en la gestión directa de residuos. Entre sus proyectos, destacan la construcción y explotación del vertedero de residuos sólidos urbanos en Teruel (35.000 t/año, 87.478 habitantes), y de la planta de tratamiento biológico de Tárrega, (10.000 t/año, 77.803 habitantes). Además, ha gestionado el centro de tratamiento de residuos de la Mancomunitat d’escombraries de l’Urgellet, comarca de l’Urgell, integrado por el vertedero de residuos sólidos urbanos, la planta de tratamiento biológico y la planta de tratamiento de lixiviados (Consorci de l’Alt Urgell, entre otros. También se ocupa de la gestión y explotación de diferentes vertederos y plantas de reciclaje propias de residuos de la construcción en Cataluña y Aragón, y diferentes servicios medioambientales y urbanos.